Una web no requiere pasar la itv o un cambio de aceite, pero si ir renovando ideas, textos, las imágenes, las propuestas en definitiva. En nuestros tiempos de cambios veloces, acciones multidisciplinares, flexibilidad y adaptación, cuesta tener algo inmóvil y que despierte entusiasmo.

Diferenciarse en internet también es mostrar que estás vivo y te mueves. Es un gran plus. Plasmar novedades y cambios, fijar fechas, exponer fotos, publicar resúmenes, realizar convocatorias, recopilarlo todo y clasificarlo, ya es hora de potenciar tu realidad cambiante y darle valor.